Skip to content

Entre lo global y local, la Responsabilidad Social Empresarial como nueva visión de negocios.

febrero 20, 2012

Situación actual del mercado

Debido al rápido crecimiento que tienen las empresas, y a las facilidades de comunicación y transportación que trae consigo la globalización;  las organizaciones, principalmente privadas, se han convertido en actores fundamentales dentro de la vida del país, son ellas junto con el gobierno y la sociedad civil, son quienes marcan el camino del desarrollo y definen la imagen de México ante los mercados internacionales. Con este antecedente como contexto, es importante reconocer que es necesario sumarse a las estrategias que en el mundo se han desarrollado y avanzar con ellas. Sólo de esta manera el país obtendrá mayor visibilidad y aseguraremos el futuro de nuestros negocios y nuestra gente, fomentando la inversión que derive en un verdadero crecimiento y  rentabilidad.

Es cierto que la crisis no solo ha dado una fuerte sacudida al sector financiero, sino también, ha hecho un llamado a la conciencia de cada uno de nosotros, ya sea para los empresarios, gobernantes, consumidores y padres o madres de familia.   No solo se trata de una imagen que mejorar, sino de un sistema que reparar al cual, en el que es necesario eliminar los hoyos y las fugas.

¿Pero quiénes han influido en estos cambios?

A lo largo de la historia se han creado organismos internacionales a través de los cuales los gobiernos trabajan para impulsar prácticas de colaboración, es aquí donde se determinan las líneas de acción en base a las necesidades globales (más no  locales). Estos convenios al ser ratificados por los países toman un sentido mandatorio aún por encima de las leyes internas y derivado de esto su importancia en el cumplimiento. Por esta razón las acciones afirmativas de las organizaciones,  su responsabilidad social y su preocupación por el desarrollo nacional, toman fuerza y valor ante las necesidades locales. Empresarios y empresarias conocen a la perfección sus productos o servicios, confían en ellos y se lanzan a un mercado que están seguros, debería invertir o adquirir alguno de ellos pero, ¿por qué debe ser una y no otra marca?; la ventaja competitiva (el valor agregado) que define cada organización es trascendente para su sustentabilidad. Es más atractivo para el consumidor ser fiel a una marca que asegura una cadena de valor socialmente responsable a aquella que solo busca el beneficio propio y de sus acciones.

En este sentido, la experiencia nos ha dicho que la idea del derrame económico de las grandes organizaciones a los grupos menos favorecidos ha sido un total error y nos ha llevado al estancamiento. Por esta razón y tomando como punto de partida la propuesta de C.K. Parahalad (1941-2010) ahora la estrategia se ha invertido, buscando impulsar la economía desde donde se encuentra la mayoría de la gente, empoderando a la base de la pirámide se aumenta la oferta de productos, servicios, capital humano y por ende una mayor fuerza laboral.

Si nos acercamos a estos organismos y/o programas como los convenios de la OIT,  el Pacto Global de la ONU, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Banco Interamericano de Desarrollo, los acuerdos del COP 16 a celebrarse en México a finales de año y colaboramos de manera conjunta desde nuestras localidades no será necesario salir a posicionar un producto o servicio, simplemente hay una inercia que está llevando a estos  mercados a encontrarse.

Un nuevo sistema de gestión debe traer resultados diferentes

La Responsabilidad Social, así como la colaboración entre gobiernos no es un tema nuevo, pero lo que sí, es la importancia que éste toma al momento de la firma de un contrato, la exportación/importación de algún producto, las auditorías por parte de corporativos, las inspecciones, la elección de proveedores, etc. Las organizaciones que han visto la importancia de actuar de manera integral considerando a sus grupos de interés como parte fundamental de su estrategia han visto consolidada su imagen, así como la lealtad de sus empleados, empleadas y clientes.

Ya existen grandes y pequeñas organizaciones que están transformando esta cultura, no se trata de una acción más o un producto más, se trata de la “gestión” misma y que no se circunscribe a las grandes corporaciones, entre más empresas nazcan con esta visión mayor será sus estabilidad, más rápido su crecimiento y más segura su permanencia en el mercado.

Solo por poner algunos ejemplos a nivel internacional en las negociaciones están presentes  algunos conceptos como la cadena de valor,  ciclo de vida de un producto, el índice de sustentabilidad, los mercados de carbono, trabajo infantil, igualdad laboral,  y comercio justo. Es por esto que el concepto de  Responsabilidad Social que se ha definido en la ISO 26000, ha considerado todos éstos temas de manera que las organizaciones que la utilicen como una guía para su gestión, estarán realizando acciones afirmativas a favor del desarrollo, además de consolidar su imagen ante mercados internacionales y clientes/as en todo el mundo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: